Facebook
Instagram
Linkedin

5 COSAS QUE NO PUEDES HACER EN UNA CASA EN RENTA

img

La mayoría de nosotros vivimos en una casa que rentamos en lo que esperamos ese momento en que encontremos por fin la casa de nuestros sueños. Mientras tanto buscamos, escogemos, nos mudamos, nos adaptamos y hacemos nuestros los espacios en donde escogemos vivir. 

Normalmente pasa así: firmamos un contrato por una casa que va a ser nuestra para vivir por lo menos un año; según la mayoría de los contratos de renta, en el momento de su desocupación la casa se tiene que entregar en igual estado (menos el desgaste normal por el uso y el tiempo) en que se recibió. Esto incluye pisos, ventanas, mosquiteros, pintura, equipo como estufas y calentadores y carpinterías. Cualquier desperfecto se va a cobrar del depósito que se hace al principio --normalmente igual a un mes o dos de renta-- en garantía por la casa.

Les pongo entonces aquí 5 cosas que no puedes hacer en una casa en renta para que cuando llegue el momento de mudarse reciban completito ese depósito y queden en los mejores términos con su arrendador:

 

1. Llenar la casa de clavos

Y taquetes, y tornillos, y armellas, y ménsulas... Esto es de las primeras cosas en las que se va a fijar el arrendador cuando le entreguen la casa. Resanar los hoyitos y en algunos casos volver a pintar cuesta, y esto va a salir directamente del depósito de renta. ¿Una mejor alternativa? Qué tal portarretratos.

2. Cambiar las alfombras, piso, cortinas o persianas sin consentimiento del arrendador

A nosotros nos piden mucho que las casas sean sin alfombras por las alergias de los niños o por las mascotas que viven adentro de la casa. Esto no quiere decir que las puedes quitar y poner piso en cualquier momento una vez que estés viviendo en la casa. Para cambios importantes como estos necesitas la autorización del arrendador si no te quieres meter en un problema. ¿Porqué no volverlo parte de la negociación de la renta? En una de esas es un cambio que le conviene al arrendador y les aporta la mitad del costo. 

3. Pasar cables por toda la casa

Las compañías de cable y de teléfono llegan a instalar los servicios a una casa y buscan la manera de hacer su trabajo más fácil, funcional y rápido. Esto a veces significa pasar un cable negro por la mitad de la recámara principal de muros blancos hasta llegar a la salida de la TV. Y a la hora que se cancele el servicio se queda el cable, la caja del servicio de la TV y hasta el aparato satelital en la azotea. ¿Qué se puede hacer? Hoy en día las casas vienen con las salidas y la preparación para bajar cables desde la azotea en el caso de la TV y de salida a salida en caso de los cables de red. Si no es el caso, estar al pendiente del técnico que llega a instalar y buscar la manera más discreta de llevar el cable a la salida que se necesita.

4. Modificar la jardinería

Seguro que no va a haber problema con el arrendador con un arbusto nuevo de lavandas o un camino de arrayanes pero hay que pedir permiso siempre antes de intentar talar un árbol o quitar plantas grandes. Otra cosa a tomar en cuenta: no todos los árboles tienen raíces del mismo tamaño y si sembramos plantas sin saber pueden llegar a ser un problema para la casa más adelante.

5. No reportar fugas de agua ó detalles de mantenimiento

Esto es algo que normalmente viene especificado en el contrato. El mantenimiento normal del equipo de la casa (estufa, bomba hidroneumática, calentadores...) le corresponde al inquilino y las cosas más grandes (fugas de agua, problemas eléctricos) le corresponden al arrendador. El arrendador tiene un tiempo máximo para dar respuesta y si no se cumple, el inquilino tiene derecho a solucionarlo con costo para el arrendador. Aquí el problema está en que si no se reportan al arrendador estos detalles pueden causar deterioros a la casa y ahí serían responsabilidad del inquilino. Hay que estar al pendiente de cualquier fuga o desperfecto y reportarlo lo antes posible y revisar cómo está esto estipulado en el contrato.

 

Listo, seguro que con esta lista estás preparado para tener la mejor relación con tu arrendador en tu casa nueva y cuando decidas hacer un cambio, recibir lo más completo ese depósito de renta!

Cuéntanos tus experiencias, nos gustaría saber!

Nos vemos a la próxima!

 


Afiliados al grupo Inmobiliario  A.M.P.I

Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, A.C

AMPI